¿Totalmente controlado por Google?

Importantes socios de la plataforma móvil Android consideran que esta constituye principalmente un proyecto de Google. El gigante de Internet, por su parte, asegura que se trata de un proyecto abierto.

La plataforma móvil Android ha concitado gran atención durante el último año, y ya está disponible en un número cada vez mayor de terminales móviles. En términos oficiales, Andorid es un proyecto de código abierto a cargo de Open Handset Alliance, conglomerado compuesto por 47 empresas del rubro tecnológico y móvil.

Inicialmente, Android era un proyecto de Google, pero para su lanzamiento en noviembre de 2007 fue presentado como un proyecto de código abierto.

Según la publicación InfoWorld.com, altos ejecutivos de Sony Ericsson y Motorola aseguran que Google concentra la mayor parte del control del proyecto.

“Android es una innovación de código abierto dirigida por Google”, dijo Bill Maggs, jefe de desarrollo y alianzas con partners de Sony Ericsson. A juicio de Maggs, no puede haber duda alguna de que Google dirige el trabajo.

Por su parte, Christy Wyatt, vicepresidente de Motorola a cargo de aplicaciones y ecosistemas de software, declaró que “sería ideal un mundo en que el desarrollo fuese más transparente”.

Avi Greengart, analista de Current Analysis, coincidió en los puntos de vista de Maggs y Wyatt, señalando que “[Android] es absolutamente controlado y gestionado por Google”.

Eric Chu, gerente de la plataforma Android en Google, no concuerda con tales opiniones. A su entender, Android siempre ha sido y seguirá siendo un proyecto de código abierto. Según Chu, para Google es un reto trabajar con los socios que quieren contribuir al proyecto Android, y satisfacer a la vez los deseos de otros partners, de generar productos comercialmente viables.

“Creemos que es muy importante para Android tener un fuerte enfoque comercial. Hay muchos proyectos de código abierto en la industria, pero el interés se concentra en los proyectos de código abierto que resulten en productos comerciales”.

A juicio de Greengart, lo anterior representa un enfoque razonable con miras a la entrega de productos comerciales. “Es representativo de una evolución, de madurez del modelo de código abierto”, concluyó.