Desarrollo fue externalizado

El gigante informático lamenta haber usado código abierto licenciado con GPLv2 y luego no haber aportado el código resultante a la comunidad de Open Source.

La semana pasada, Microsoft suspendió la distribución de Windows 7 mediante su aplicación “Windows 7 USB/DVD Download Tool”. De esa forma, reaccionó ante una denuncia hecha en un blog, en el sentido que la herramienta contenía código fuente creado por terceros, y distribuido con arreglo a la licencia GPLv2 .

En sus propias condiciones para el uso de “Windows 7 USB/DVD Download Tool”, Microsoft prohíbe la re- distribución de la herramienta, lo que es incompatible con las disposiciones de GPL.

Luego de haber estudiado el tema, el gigante informático reconoce su error: “Después de haber analizado de código fuente, hemos constatado la irregularidad que, cabe señalar, no fue deliberada de parte nuestra”, escribe Peter Galli en el blog de Technet.
Galli, quien preside la división de código abierto en el grupo de estrategias para plataformas de Microsoft, indica que el desarrollo de la aplicación fue comisionado a una empresa externa, misma que comparte con Microsoft la responsabilidad por la infracción.

Microsoft dice compartir la responsabilidad debido a que no detectó el código GPL en su proceso de control de calidad del software.

También como parte de su investigación, la compañía ha analizado todo el código disponible mediante Microsoft Store, sin haber encontrado nuevas porciones de código abierto que vulnere las disposiciones vigentes.

Junto con reiterar las disculpas de la empresa, Galli anuncia que la aplicación “Windows 7 USB/DVD Download Tool” será distribuida mediante la licencia GPLv2.