Filtran formulario secreto

En los últimos meses, varios países de la Unión Europea ha autorizado sistemas de vigilancia, disuasión y sanción de piratas por parte de entidades privadas.

En este contexto ha surgido una industria especializada en enviar advertencias y cobranzas a personas que han descargado ilegalmente películas, juegos, software y música.

Una de tales empresas es el bufete británico de abogados Davenport Lyons. Este grupo de abogados, en cooperación con la empresa alemana DigiProtect, encargada de los aspectos técnicos, detecta las direcciones IP desde las que se realizan “actividades sospechosas”.

Al establecer la identidad de los presuntos infractores, Davenport Lyons inicia el trabajo de cobranza. Desde el primer momento se les informa que serán llevados a los tribunales de justicia en caso de negarse a pagar la cobranza y multas del caso.

Formulario secreto
El sitio web alemán Gulli.com ha obtenido una copia del formulario empleado por Davenport Lyon al contratar los usuarios de redes P2P. El formulario también ha sido publicado en el sitio Wikileaks.org .

El formulario se divide en tres capítulos principales: establecimiento de la culpa, circunstancias, defensa y asesoría jurídica.

En el aspecto de “culpa”, se incluyen las siguientes cinco alternativas: 1. Niega responsabilidad, 2. Admite responsabilidad, 3. Guarda silencio, 4. Admite haber usado redes P2P y 5. Admite responsabilidad personal.

En la rúbrica de “circunstancias” se incluyen opciones dependiendo de las respuestas que vaya dando el supuesto infractor. Por ejemplo, deberán adaptarse a la posibilidad de que el usuario tenga pensado contactar a un abogado para defenderse de las acusaciones. Otro elemento interesante es que se pregunta si el usuario es discapacitado o jubilado. La intención parece ser evitar casos emblemáticos, que pudieran crear publicidad negativa en torno a la actividad de los abogados de Davenport Lyons. En este contexto, cabe recordar que RIAA, organización gremial de la industria discográfica estadounidense, ha demandado a una madre soltera indígena por 150.000 dólares, a un indigente, a la sucesión de un difunto y a una niña de 12 años de edad.

Bajo la rúbrica de “defensa” se tiene presente que la gente puede mostrar cierta “creatividad respecto de la verdad”. Las respuestas van desde “silencio”, hasta “virus”, “problemas con el enrutador”, “desconocidos usaron el PC” y “no estaba en casa”.

En el capítulo de “asesoría jurídica” los abogados intentan averiguar qué abogados representan al infractor, con el fin de definir su estrategia judicial.

Posteriormente, la información recabada es sistematizada mediante un sistema de puntuación, que permite a los abogados decidir si es procedente demandar a la persona del caso, y cuáles son las probabilidades de ganar la causa.

Según el sitio Gulli.com, no todos los clientes están satisfechos con el trabajo del grupo de abogados ni de DigiProtect. Aparte de la industria del entretenimiento, empresas pornográficas son también clientes de DigiProtect. Joe Stagliano, director de la empresa británica de pornografía Evil Angel resumió el tema con el siguiente comentario hecho a BBC: “Las cobranzas realizadas por Davenport Lyon reportaron menos de 50 libras esterlinas de ganancia. En mi caso, no es algo que funcione”.

Anuncios