YouTube ha incorporado a su creciente gama de utilidades una función beta de subtitulado automático, ventajosa para usuarios con discapacidad auditiva y para quienes no entienden con facilidad idiomas extranjeros hablados.

Hasta ahora, quienes publican videos en YouTube han debido subtitularlos por cuenta propia, manualmente. Esto ha cambiado con la incorporación por parte de YouTube de una función automática de subtitulado basada en la tecnología texto-a-voz de Google. Claro está, en este caso se trata de una versión invertida de voz-a-texto.

Para activar la función, por ahora en etapa beta, el usuario sólo requiere pulsar un botón virtual denominado “caption” y luego seleccionar la opción “transcribe audio”, con lo que YouTube genera automáticamente texto con base en el audio del vídeo. El sistema también presenta una opción de traducción/interpretación en tiempo real.

En su blog, YouTube admite que el sistema presenta ciertas imperfecciones, y que la conversión de voz a texto puede generar ocasionalmente resultados ininteligibles.

En el siguiente vídeo, YouTube explica el funcionamiento del sistema:

 

Anuncios