La nueva red, que entra ahora en funcionamiento, trae la definitiva independencia digital a Túnez.

Tunisie Telecom ha logrado la definitiva independencia digital de Túnez con la puesta en funcionamiento del primer cable submarino europeo de titularidad 100% africana.

Denominado Hannibal en homenaje al valiente general cartaginés que partió de Túnez para conquistar Italia, el nuevo cable de Tunisie Telecom conecta el norte de África con la red de próxima generación de Interoute en Sicilia y desde ahí, con el resto de Europa.

El nuevo cable submarino, de última tecnología, proporciona a Túnez una ruta de comunicaciones alternativa a los tendidos SEA-ME-WE-4 y Keltra y aporta una red internacional segura y fiable para Tunisie Telecom. Está construido en fibra óptica y enterrado a más de un metro de profundidad bajo el suelo marítimo, para lo que se han utilizado vehículos sumergibles dirigidos por control remoto y diseñados específicamente para trabajar en aguas turbulentas. El tendido, de 170 kilómetros de longitud, se realizó en 68 días, con los 76 miembros de la tripulación a bordo del buque durante toda la operación.

Su capacidad total es de 3,2 terabytes por segundo, equivalente a multiplicar por más de siete veces la capacidad del SEA-ME-WE-4 que ha estado gestionando hasta ahora las comunicaciones de Túnez. Esta capacidad adicional permitirá mejorar las comunicaciones IP de Túnez, favorecer la implantación de la banda ancha en todo el país y apoyar el despliegue de servicios de Internet IP en el continente africano.

“En Interoute estamos muy satisfechos de participar en este proyecto tan significativo para Túnez. Constituye un momento decisivo porque Túnez es uno de los mercados de telecomunicaciones de más rápido crecimiento en África”, señala el consejero delegado de Interoute, Gareth Williams.

Fuente: Interoute / Tunisie Telecom.