Eric Schmidt, presidente de Google, anuncia que cada día se despachan de fábrica 60.000 terminales móviles operados con Android.

Cabe señalar que el alto número de terminales no implica necesariamente igual número de ventas a consumidores; pero claro está, las ventas reales probablemente se acerquen a tal índice.

Según Eric Schmidt, las ventas de terminales operados con Android han tenido un crecimiento explosivo, llegando a doblar las del trimestre anterior. En otras palabras, Android se está convirtiendo en un éxito económico para los fabricantes y distribuidores de tales modelos. Sin embargo, la situación no favorece especialmente a Google, principal impulsor de la plataforma Android, y su propio modelo Nexus One.

Según el sitio TechCrunch, si el nivel de despachos se mantiene significa un total de 5,4 millones de teléfonos Android por trimestre, o 30 millones anuales. En comparación, Apple vendió 8,7 millones de teléfonos el trimestre anterior.

Nueva era
Schmidt recalcó que hemos alcanzado el momento en que los mejores desarrolladores piensan primero en desarrollar teléfonos móviles, y no en ordenadores completos. Esta situación sería posible gracias a lo que denominó “era del teléfono móvil”, resultante de una convergencia entre el número de terminales, crecimiento y posibilidades tecnológicas.