La rebelión de Google contra la implacable censura estatal china podría convertirse en el primer paso que lleve a una serie de empresas occidentales a abandonar ese país.

Según el periódico financiero indio Financial Chronicle, Dell tendría planes bastante avanzados de trasladar sus fábricas de PC desde China a India.

La fuente de la información sería el propio Primer Ministro indio Manmohan Singh.

En declaraciones hechas a Financial Chronicle, el premier indio indica que la salida de China puede significar una multimillonaria inversión en su país.

Según Singh, los planes de Dell de abandonar China serían su deseo de operar en un entorno más estable, con un mejor clima para los negocios y un estado de derecho seguro.

Desde ya, Dell cuenta con fábricas en la región de Chennai, en la India, y también en Malasia. Según Financial Chronicle, ambos lugares estarían siendo considerados por Dell para trasladar sus  fábricas chinas.