Sospechoso de pedofilia
Joven británico ha sido sentenciado a cuatro meses de cárcel por negarse a entregar su contraseña a la policía.

Oliver Drage, oriundo de Lancashire, Reino Unido, fue detenido en mayo de 2009 bajo cargos de abuso sexual de menores.

Después de la detención y confiscación de su PC, la policía exigió a Drage entregar la clave de acceso, a lo que éste se negó. Esta negativa es sancionada por la ley que regula las facultades de las autoridades investigadoras de Gran Bretaña – Regulation of Investigatory Powers Act.

Según el sitio británico The Register, la policía aún no logra vulnerar la protección del sistema, consistente de una clave de 50 caracteres, y de esa forma poder acceder a los contenidos del disco duro. La policía sospecha que el disco contiene información que puede inculpar a otros pedófilos, conocidos de Drage.

Neil Fowler, portavoz policial de Lancashire, declaró al diario Express & Star que el encarcelamiento de Drage constituye “una clara señal a todos quienes intenten ocultar sus actividades en Internet”, en el sentido que los tribunales están facultados para aplicar las sanciones pertinentes, como en este caso, que el inculpado es enviado a prisión.

Drage asegura haber olvidado la clave.

Anuncios