Windows “el anciano”

Mientras los códigos maliciosos se diversifican y comienzan a encontrar nuevos vectores de ataque, el malware en plataformas móviles empieza a incrementarse debido al aumento en su tasa de uso.

Si bien Windows continúa siendo la plataforma más atacada por el malware, los ciberatacantes se encuentran migrando sus objetivos hacia otros sistemas operativos en función del incremento de su tasa de uso, según informa la empresa de seguridad informática ESET.

Sebastián Bortnik, Coordinador de Awareness & Research, explicó que, de acuerdo al nivel de desarrollo de códigos maliciosos para cada sistema operativo, Windows podría representarse por medio de la figura de un anciano, Mac OS por la de un adolescente y Linux por un niño mientras que las plataformas móviles – las últimas en integrarse al mercado- serían un bebé.

El 84,3% de los usuarios de Windows ha manifestado haber sufrido infecciones de malware durante el 2010, según una encuesta realizada por ESET Latinoamérica. El principal medio de infección resultó ser los dispositivos removibles con el 24,7%, seguidos por los sitios web (19,5%) y, luego, por el correo electrónico (14,5%).

El segundo lugar con referencia a la madurez del malware es para Mac OS. En los últimos años se han detectado diferentes códigos maliciosos para estas plataformas siendo el primer virus para MAC/OS, MacMag, aparecido en el año 1987. Además resulta relevante el incremento de la detección del troyano para Mac OS detectado por ESET NOD32 Antivirus como Mac/Hovdy.B en enero y febrero de 2009 y la aparición en abril de ese mismo año de la primera botnet para Mac OS, Mac/Iservice.B.

Linux, el niño de la familia, se ubica en el tercer lugar. En los últimos años, este sistema operativo ha sido víctima del ataque de troyanos y rootkits. Cada uno de estos códigos maliciosos constituyen herramientas que le permiten al atacante esconder las actividades dañinas llevadas a cabo en el servidor de archivos (Linux/Rootkit.Agent); propagarse por cada nodo de la red con plataformas GNU/Linux, incluidos otros servidores (Linux/Lion) y realizar escuchas en la red (Linux/Sniffer.Sysniff); entre otras actividades intrusivas.

Finalmente, las plataformas móviles son dispositivos cuyo uso intensivo se haya cada vez más generalizado, motivo por el cual se convierten en blancos de interés para los desarrolladores de malware. Según una encuesta realizada por ESET Latinoamérica, el 96% de los usuarios dijo estar preocupado por la seguridad en dispositivos móviles pero sin embargo, al ser consultados por las soluciones de seguridad utilizadas, sorprendentemente el 74% declaró no implementar ninguna. Además de los códigos maliciosos, en el caso de los smartphones y pocket PC’s, la pérdida de información confidencial o privada y el robo o extravío del dispositivo son riesgos adicionales.

“El desarrollo de malware para plataformas móviles será una tendencia creciente en los próximos años dado el notable incremento en la tasa de uso de estos dispositivos por parte de los usuarios y empresas”, afirmó Bortnik.

La ausencia de plataformas “adultas” en relación al desarrollo de los códigos maliciosos se debe, como explicó el experto, a que durante años los ciberatacantes han dirigido sus esfuerzos hacia el sistema operativo de Microsoft, dada su preeminencia en el mercado. Actualmente, con la migración de un mayor número de usuarios hacia otras plataformas y la adopción masiva de dispositivos móviles, estas actividades maliciosas han diversificado sus objetivos hacia estas “nuevas” plataformas en busca de potenciales víctimas.

“Estos sistemas operativos representan nuevas oportunidades de ataque que los desarrolladores de malware no están dispuestos a desaprovechar. Por eso, es fundamental mantener los equipos protegidos con una solución antivirus y de seguridad con capacidades de detección proactiva de amenazas y educar al usuario para fomentar la prevención”, concluyó Bortnik.

Fuente: ESET.

Anuncios