Proyecto UltraViolet

Una amplia alianza de empresas de electrónica y estudios cinematográficos se han unido para establecer una plataforma de distribución de entretenimiento digital en formato streaming.

El concepto de UltraViolet consiste en que el usuario pueda comprar una película solo una vez, obteniendo el derecho a reproducirlo en todo tipo de aparatos independientemente del lugar en que se encuentre.

En la alianza participan los grandes del entretenimiento digital como Sony, Philips, Samsung y Panasonic, aunque dos de los más importantes, Apple y Disney, optaron por no incorporarse al proyecto.

En lo esencial, UltraViolet es un sistema de cuentas, donde cada hogar puede crear una cuenta con un máximo de seis usuarios, que obtienen acceso a películas, transmisiones de televisión y otros contenidos propiedad de las empresas participantes.

Cada usuario puede registrar un máximo de 12 unidades de hardware, que pueden ser utilizadas para descargar y compartir contenidos de la plataforma UltraViolet.

Entre otras cosas, será posible la distribución vía streaming de películas en smartphones, tabletas, televisores, cajas set box y computadoras conectadas a Internet.

Los vídeos serán almacenados en un nuevo formato universal denominado CFF (Common File Format), que puede ser usado con diversos sistemas de protección DRM.

Las películas estarán almacenadas en un servidor central en Internet, y serán distribuidos mediante streaming a la unidad reproductora. Esto hace imprescindible contar con una conexión veloz a Internet.

Según las empresas participantes en el proyecto, UltraViolet estará disponible a partir de mediados de año, inicialmente en EEUU y posteriormente en Canadá y el Reino Unido. Los primeros televisores compatibles con la tecnología UltraViolet estarán disponibles a comienzos de 2012.

El proyecto constituye el intento más ambicioso realizado hasta ahora de crear una plataforma común de entretenimiento digital. Apple cuenta con su propia plataforma de distribución mediante iTunes, por lo que no sorprende que haya optado por no participar en la alianza UltraViolet.