“Pequeños contratiempos”

Anualmente, son más de 100 horas las que se dedican a arreglar problemas diarios con los sistemas informáticos, con el subsiguiente coste de pérdida de dinero y productividad que esto supone.

Según un estudio recogido por BCN Binary, los trabajadores de oficinas dedican entre media hora y dos horas a la semana en solucionar problemas con los sistemas informáticos. Esta pérdida de tiempo, si se computa a nivel anual, alcanza la cifra de más de 100 horas perdidas en arreglar aquellos contratiempos que surjan con los equipos informáticos.

Existe la creencia general, entre los responsables de las empresas, de que, esos “pequeños contratiempos” diarios que hacen que el trabajador deje lo que esté haciendo para solucionar un problema informático, no causa mayor problema. Sin embargo, y tal y como se destaca desde BCN Binary, “esta merma de tiempo, a la larga, se transforma en una merma de productividad, lo que se traduce, finalmente, en una pérdida importante de dinero para la empresa”.

El principal motivo que se aduce para no querer invertir en nuevos equipos informáticos ni contar con un servicio de mantenimiento informático que tenga los equipos al día, es el coste que esto supone. Por el contrario, si bien esta inversión en tecnología puede parecer a priori una inversión innecesaria, “en un corto plazo de tiempo, mostrará su rentabilidad, y evitará males peores como la falta de motivación de los empleados debida a la sensación de que no pueden realizar su trabajo de un modo correcto”, comentan desde BCN Binary. De hecho, un 33,7% de los empleados opina que las averías de hardware son uno de los mayores motivos de estrés en el trabajo.

Por este motivo, es primordial contar con equipos renovados, programas actualizados y un servicio de mantenimiento informático que ofrezca un correcto funcionamiento durante todo el año.

Fuente: BCN Binary.