Máximo rendimiento

Norton recomienda tareas de mantenimiento, para evitar errores y mantener el funcionamiento adecuado del sistema.

Es probable que alguna vez haya experimentado ese terrible momento, generalmente en medio de un proyecto de gran importancia con un plazo ajustado, en el que su equipo se paraliza sin explicación, o, aunque menos catastróficas, pero igualmente frustrantes, son las ocasiones en las que el sistema parece volverse lento. Para que esto no suceda, Norton recomienda unas simples tareas de mantenimiento, para poder evitar errores y mantener el funcionamiento adecuado del sistema.

Utilice protección antivirus y firewall
Las infecciones por virus y los hackers pueden provocar tantos problemas en el sistema como las fallas de hardware. De hecho, muchos de los nuevos virus existentes pueden sustituir o hasta volver a formatear los archivos del disco duro. Si utiliza un acceso a Internet de banda ancha siempre activo, tal como DSL o ISDN, es especialmente vulnerable a los ataques de hackers, ya que (a diferencia del servicio de acceso telefónico) tales conexiones otorgan al equipo una dirección IP “estática” fácil de descubrir.

Compruebe la integridad del disco duro
Si encuentra errores frecuentes, podrían deberse a problemas con los directorios de discos. Incluso el uso habitual del software puede causar irregularidades dentro de la estructura del directorio de discos, que administra el sistema de clasificación interna del equipo, y dichas irregularidades provocan la mayoría de los errores del disco duro. Ejecute un programa que analice el disco duro para detectar errores.

Desfragmente el disco duro
Si el equipo parece funcionar más lentamente de lo normal, podría deberse a que está fragmentado. Al guardar archivos, el equipo busca memoria disponible y coloca algunas partes del archivo en una ubicación y las demás partes en otra. De esta manera se crean “fragmentos” de los archivos. Al tener mayor cantidad de archivos y usarlos con mayor frecuencia, es más probable que el disco duro se fragmente. Por lo tanto, los cabezales del disco deben buscar en diferentes lugares para realizar la lectura del archivo completo, lo cual reduce la velocidad del sistema. Ejecute un programa para “desfragmentar” el disco duro.

Elimine los elementos Web innecesarios
Los archivos del historial de Internet que se acumulan al navegar pueden ocupar una increíble cantidad de espacio en el disco duro. Asimismo, las cookies, la memoria caché y los archivos del historial también pueden contener información personal que no desee compartir con otras personas que usan su equipo o, aún peor, con un hacker. Mantenga los buenos hábitos de vaciar los archivos del historial del explorador de Internet con la mayor frecuencia posible, quizás antes de salir de la Web cada día.

Asegúrese de que el software esté actualizado
La ejecución de controladores o software desactualizados puede interferir con el rendimiento del equipo. Por ejemplo, la ejecución de un software antiguo en un equipo nuevo puede causar conflictos en el sistema que pueden provocar errores frecuentes. Manténgase al día con las actualizaciones de Windows y de cualquier hardware o software que haya instalado.

Realice una copia de respaldo del disco duro
En caso de que experimente problemas, asegúrese de que los datos y los archivos importantes estén a salvo. Realice copias de respaldo con frecuencia, en CD-R, DVD-R, o directamente en un disco duro secundario. También existen programas disponibles que facilitan la realización de copias de respaldo del sistema.

Fuente: Norton.

Anuncios