Análisis de Saxo Bank

Aunque en este momento, Skype no parezca la pareja perfecta de Microsoft, las cosas cambian si miramos hacia el futuro.

La compra de Skype, en combinación con la de los teléfonos de Nokia y las plataformas de pagos móviles, es posiblemente un movimiento estratégico de largo plazo con sentido.

La oferta por Skype
La impresionante oferta de Microsoft por Skype, valuada en 9,000 millones de dólares, parece excesivamente cara si vemos los ingresos de Skype en 2010 (859 millones de dólares) y su beneficio negativo de 7 millones de dólares. ¿Entonces, por qué está pagando Microsoft? Por millones de usuarios con potencial de crecimiento y por una marca fuerte .

La operación, en perspectiva
Si analizamos el sector de las tecnologías de la información y buscamos múltiplos similares a las 10 veces del valor de Skype sobre ingresos, así como las 85 veces del valor de la compañía sobre el beneficio operativo, solamente encontramos una compañía: Salesforce.com. Lo destacamos en la tabla de resultados de más adelante. Al centrarnos en los estudios y análisis de Salesforce, resulta evidente el tremendo crecimiento previsto para los próximos años. Incluso si las expectativas se cumplen, Salesforce seguiría cotizando a un cociente Precio/Ganancia de 75 veces, muy por encima del mercado en general.

¿Qué aspectos justifica la inversión en Skype?
Microsoft tiene el constante desafío de generar nuevo crecimiento y de mantener a la vez su ventaja competitiva. Después de gastar 8,500 millones de dólares, Microsoft tiene aún 30,000 millones en efectivo, por lo que Skype es prácticamente el comienzo, más que el fin, de una nueva estrategia.

Primero, el control de Skype tiene valor estratégico por sí mismo. Google y Apple lo tendrán más complicado para competir ahora que Skype tiene el apoyo de Microsoft. Además, la alianza puede respaldar una estrategia de crecimiento muy agresiva.

En segundo lugar, hay rumores en el mercado de que Microsoft podría pugnar por la división de móviles de Nokia. La reciente colaboración con Nokia y Windows Phone, combinada con el pasado del nuevo consejero delegado de Nokia (Stepen Elop) en Microsoft, añade peso al rumor. La oportunidad para Microsoft estaría al alcance de la mano, y podría impulsar el lanzamiento de mayores teléfonos móviles con Windows Mobile incorporado. Todo esto se haría con la esperanza de atacar el mercado móvil, dado que está siendo acaparado rápidamente por el iPhone y los teléfonos con aplicaciones Android incorporados.

En tercer orden, mirando al futuro, se avecinan grandes cambios en el uso de teléfonos móviles guiados por el pago móvil en lugar de las tarjetas de crédito y veremos un uso aún más extendido de los dispositivos móviles para hacer transacciones bancarias. Se trata de un área en la que sería importante tener presencia, eso sin mencionar que Google ya está trabajando activamente en soluciones de pagos móviles. Ante este panorama, ¿por qué no ser el primero en hacerle frente al popular buscador de internet?

Conclusiones
Nunca es bueno llegar a conclusiones precipitadas y ciertamente no lo haremos en el caso de Microsoft y Skype. Desde el punto de vista del accionista, es motivo de tranquilidad que la gran cantidad de efectivo que Microsoft tiene se esté poniendo a trabajar, y dentro de un período de 5-10 años veremos si el dinero se ha gastado con acierto.

Anuncios