Mediante contrato con Mozilla

Mozilla ha firmado un acuerdo con Google, que asegura el futuro económico de la organización durante varios años.

Recientemente trascendió que Mozilla y Google, que compiten en varias áreas, no habían llegado a un acuerdo para el vencimiento del anterior contrato, que aseguraba el 85% de los ingresos de Mozilla. En 2010, Google pagó aproximadamente 100 millones de dólares a Mozilla a cambio de ser el buscador estándar en Firefox.

Se ha especulado si la creciente cuota de Chrome en el mercado de los navegadores, y la contraída cuota de Firefox en el mismo segmento, haría menos interesante para Google renovar el contrato con Mozilla. Tampoco puede darse por descontado que las condiciones del nuevo acuerdo sean igual de buenas para Mozilla en relación con los acuerdos anteriores.

Por otra parte, en el mercado de las búsquedas, Google está perdiendo terreno frente al buscador de Microsoft, Bing, al menos en Estados Unidos. Mozilla, en tanto, ya ha firmado un contrato con Microsoft para ofrecer una versión de Firefox donde Bing es el buscador estándar. Una ampliación del acuerdo con Microsoft, que sea aplicable a todas las versiones de Firefox, podría resultar en que un número incluso mayor de usuarios de Firefox utilicen Bing para sus búsquedas, en lugar de Google Search.

Cabe señalar que Google, aparte del beneficio económico de figurar en Firefox, obtiene una plusvalía mercadotécnica al apoyar a una fundación sin fines de lucro, con la que incluso compite.

En un comunicado conjunto, Mozilla y Google indican que los términos del acuerdo son confidenciales, aparte de señalar que tendrá una vigencia de tres años, como mínimo, y que contribuirá a incrementar la facturación de ambas partes.

“Mediante el acuerdo, Google Search continuará siendo el buscador estándar para millones de usuarios de Firefox en todo el mundo”, declaró Gary Kovacs, CEO de Mozilla, en el comunicado.

Por su parte, Alan Eustace, vicepresidente senior de búsquedas en Google, declaró que “Mozilla ha sido un valioso socio de Google, por lo que nos complace dar continuidad a nuestra fructífera cooperación en los años venideros”.

En noviembre de 2008, se informaba que Mozilla depende totalmente de los pagos de Google. Anteriormente, en abril del mismo año, Mozilla había declarado que “Chrome es un acto de frustración”.