Mediante denuncias

A través del Programa de Antipiratería, HP continúa en su labor de alertar a los consumidores para que adquieran productos originales.

A través del Programa de Antipiratería, HP continúa en su labor de alertar a los consumidores para que adquieran productos originales.

Durante casi una década HP ha llevado a cabo este programa, por lo que se le ha considerado pionera en la persecución de la falsificación de consumibles. Hoy en día, su operación es más amplia y unificada, y se ha convertido en un modelo en la industria.

El Programa de Antipiratería tiene como objetivo que los consumidores y empresas reporten cualquier sospecha de cartuchos falsificados. Aunque HP no es el responsable de la persecución legal y procuración de justicia en estos casos, siendo la responsabilidad de las autoridades judiciales, está consciente de que ayudar a sus clientes a combatir la piratería puede traer beneficios para ellos, la empresa y el país.

¿Cómo reconocer si un cartucho es original?
Todas las cajas de cartuchos originales HP tienen un sello de seguridad HP. El sello se ubica sobre la tira de apertura de la caja y lleva impresa la leyenda “ORIGINAL TONER /INK” o “TONER/INK ORIGINAL”.

Actualmente pueden encontrarse en el mercado dos versiones de sello de seguridad, el más nuevo, que es azul claro y el más antiguo, que es azul oscuro.

¿Cómo reportar la falsificación?
Hay que tomar fotografías de los productos falsificados y después visitarla página http://www.hp.com completar el formulario detallando las actividades sospechosas y enviarlo a la dirección Anticounterfeit_NAM@hp.com
HP sigue colaborando con las agencias policíacas y los funcionarios aduanales de todo el mundo para combatir la producción, distribución y venta de productos falsificados.

Como líder en la industria de Imagen e Impresión, HP seguirá vigilante de las actividades antipiratería en todo el mundo.

Para obtener mayor información de la práctica antipiratería de HP visite: http://www.hp.com

No entrega resultados automáticos para “torrents”

Los usuarios que intenten realizar búsquedas que contengan las palabras BitTorrent, torrent, uTorrent, RapidShare o MegaUpload verán a partir de ahora que Google no completa automáticamente las palabras ni tampoco genera automáticamente los resultados.

Este procedimiento es resultado de un acuerdo al que ha llegado Google con la industria estadounidense del entretenimiento, representada por RIAA (Recording Industry Association of America) y MPAA (Motion Picture Association of America).

Desde hace tiempo, ambas organizaciones han presionado a Google y otros buscadores, instándolos a tomar medidas que dificulten a sus usuarios la búsqueda de material ilegal en Internet.

La nueva censura ha generado críticas por considerarse que los resultados de los servicios de torrents no siempre apuntan a material ilegal.

Dos ejemplos de lo anterior; es decir, de uso legítimo de torrents, son Ubuntu y OpenOffice.org. Algunos canales de televisión y proveedores de contenidos también publican parte de su material vía torrents.

Con todo, es un hecho que la mayoría de los torrents apuntan a películas, música, software y juegos pirateados, lo que sería la razón que llevó a Google a participar en su censura.

Prácticamente todas las combinaciones de frases que incluyen la palabra “torrent” han sido eliminadas de las funciones auto complete y búsqueda instantánea de Google. El sistema continúa generando resultados de torrents, legítimos e ilegítimos, al hacer una búsqueda manual, “a la antigua”.

En otras palabras, el efecto de la nueva medida de Google es equivalente a cero.

Fuentes: TorrentFreak.com y Techcrunch.com

A partir de Windows 8

Quizás a futuro no será igual de fácil que hoy piratear el sistema operativo de Microsoft.

Claro está, Microsoft lo ha intentado antes. Prácticamente la totalidad de las compañías de software protegen o tratan de proteger su software contra la distribución ilegal.

Ahora que la web es una parte integral no solo del software, sino también del sistema operativo, es natural que los fabricantes intenten verificar la clave de activación o la copia local mediante servicios online.

Excluye consolas piratas de Live
Microsoft ha tenido bastante éxito contra la pirateía de Xbox luego de numerosas acciones contra consolas Xbox 360 modificadas. Las “razzias” son realizadas en el marco de lanzamientos de grandes títulos como Call of Duty: Modern Warfare 2. Al detectarse irregularidades, la cuenta de Xbox Live no se ve afectada, pero la consola queda prohibida.

Verificación de archivos en los servidores de MS
Según Neowin.net, Microsoft se dispone no sólo a validar las claves de Windows 8 en sus propios servidores, sino también estudiará los archivos importantes de Windows, con el fin de detectar si han sido manipulados.

La idea es que los servidores de Microsoft en la nube puedan verificar los archivos del kernel de Windows para cerciorarse que no hayan sido intervenidos y también para mantener actualizado el PC.

La próxima versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 8, también guardará una copia de seguridad local del kernel, debido a que no puede darse por descontado que el sistema estará conectado a Internet. Según Neowin, este elemento en sí podría representar una oportunidad para piratas ingeniosos.

Fuente: Neowin.net

En el último año
Primero fue la música, luego las películas, el software y los juegos. Ahora ha llegado el turno a los libros, con una “demanda” incrementada en 50%.

Naturalmente, nos referimos a las redes de intercambio de material ilegal. En los últimos meses, la piratería de libros ha florecido en Internet, causando gran preocupación en las editoriales.

Según una reciente investigación realizada por la entidad anti-piratería Attributor, las búsquedas de libros en redes de intercambio ha aumentado en 50% durante el último año.

Situación agravada por el iPad
Cada día se realizan entre 1,5 millones y 3 millones de búsquedas de títulos de libros en Google. Desde la llegada de la tableta iPad, las descargas de literatura copiada ilegalmente han aumentado en 20%.

Al iPad se han sumado una serie de nuevas tabletas, cada vez ás baratas, con soporte para PDF, y también para el formato con protección DRM de Adobe, ePub.

El estudio de Attributor se basa en estadísticas de los servicios Rapidshare, 4Shared y Megaupload. The Pirate Bay, Btmon y otros sitios de distribución vía trackers no han sido considerados.

Cabe señalar que la investigación se limita al mercado estadounidense, por lo que es dable deducir que las cifras globales son mucho mayores.

Fuente: CNet News.com

“Argumentación disparatada”

Catedrático de la prestigiosa Universidad de Harvard difiere de las conclusiones de la industria cinematográfica sobre las pérdidas que le ocasiona la piratería de películas.

El catedrático Fritz Foley, de la Universidad de Harvard, EEUU, participó en una audiencia organizada por la Comisión de Comercio Internacional de EEUU (USITC), sobre el efecto de la piratería china en las ventas de la industria cinematográfica estadounidense. Foley, quién también es redactor asociado de Journal of International Economics, recomendó a USITC tener cuidado al usar información aportada por la propia industria ya que éstas tienen un incentivo en “hacer que las pérdidas parezcan muy, muy grandes”.

Refiriéndose a la argumentación de la asociación de la industria cinematográfica estadounidense (MPAA), en el sentido que cuando una persona compra o descarga una película pirateada se está perdiendo una venta, Foley dijo que “no hay evidencia alguna que sugiera que una persona que compra un disco pirateado en la calle, a un precio muy reducido, pagaría entre seis a diez veces más por comprar el producto legítimo”.

Según Foley, la argumentación de la industria cinematográfica, al aducir pérdidas de miles de millones de dólares es “algo disparatada”.

Peter Yu, director del Centro Jurídico de Propiedad Intelectual en la Escuela de Derecho de la Universidad Drake, EEUU, sustentó la argumentación de Foxley, aunque desde otro ángulo. A juicio de Yu, la venta de películas pirateadas en China ha contribuido a diseminar ideales democráticos en ese país. Yu señala que si en China solo hubiera disponibilidad de copias originales de películas estadounidenses, estas serían fuertemente censuradas por las autoridades.

Fuente: Studio Briefing

Tribunal ha dictaminado que los proveedores de conexión a Internet no pueden ser responsabilizados por los actos de piratería en que incurran sus abonados.

La industria cinematográfica estadounidense ha perdido un importante juicio emblemático sustanciado en Australia. Diversos medios de ese país escriben que un juez ha sentado un importante precedente judicial al determinar que los ISP -proveedores de acceso a Internet- no pueden ser responsabilizados por los actos de sus clientes, incluso al tratarse de piratería comprobada.

Según se indica, las compañías cinematográficas estadounidenses habían monitoreado durante 59 semanas a los clientes del ISP australiano iiNet, recabando pruebas que probarían que algunos de los clientes la empresa descargaban material ilegal. Sin embargo, aunque iiNet admitió la validez de la evidencia, se negó a respaldar un requerimiento de Hollywood de intimidar y expulsar a los supuestos infractores y oficiar de testigo en eventuales acciones judiciales en contra de éstos. Al respecto, iiNet recalcó que se trataba de “sospechas de la industria discográfica”, y no de un “fallo judicial pronunciado por un tribunal australiano”. En consecuencia, la empresa se negó a enviar cartas de advertencia a sus clientes o revocar sus contratos de conexión a Internet.

La industria discográfica de Hollywood interpretó tal negativa como “complicidad”, por lo que demandó a iiNet ante un tribunal australiano. Sin embargo, el juez titular de la causa rechazó el requerimiento de Hollywood, respaldando la interpretación hecha por iiNet.

Según medios australianos, el juez habría dicho que “no hay disposición jurídica alguna que obligue a una de las partes de un contrato a impedir que otra de las partes infrinja derechos de propiedad intelectual de terceros”.

Fuente: Sydney Herald Times