Estudio global de Kroll Ontrack

Ontrack Data Recovery recomienda desplegar software o servicios homologados para eliminar los datos antes de deshacerse de los discos duros o donarlos, para prevenir quebrantamientos en la gestión de los datos.

Según un estudio reciente sobre las prácticas de borrado de datos, Kroll Ontrack ha descubierto que menos de la mitad de las empresas despliegan con regularidad un método para borrar datos sensibles de ordenadores y discos duros viejos.

De ese 49% de las empresas que despliegan sistemáticamente un método para eliminar los datos, el 75% no borran los datos con seguridad, con lo que las organizaciones quedan susceptibles frente al robo o ante incumplimientos legales en la gestión de sus datos, cuestión que afecta a las empresas al menos una vez al año según la encuesta Kroll Ontrack Annual ESI Trends de 2010.

“Tres cuartas partes de las empresas borran archivos, vuelven a formatear el disco o tiran los discos duros o “no saben” que están borrando datos importantes. Borrar datos de un disco duro sólo significa que los archivos se marcan como desechables, pero sin borrarlos realmente, cosa que igual no se produce nunca. Además, reformatear el disco sólo elimina las anotaciones correspondientes de los archivos en el índice o tabla de contenidos, anotaciones que apuntan a los datos. Y, destruir físicamente la unidad no es un método de protección garantizado como atestigua Kroll Ontrack”, aseguró Nicholas Green, Director de Kroll Ontrack España.

La encuesta realizada a más de 1500 participantes de 12 países, de Norteamérica, Europa y Asia Pacífico, sobre las prácticas de eliminación de datos reveló también que cuatro de cada diez empresas dan los discos duros a otra persona y que el 22% no sabía qué había pasado con su ordenador viejo. En total, en el mercado de segunda mano se puede comprobar que más del 60% de los ordenadores viejos de las empresas están llenos de información propia y especifica de las mismas.

Sólo el 19% de las empresas despliegan software de borrado de datos y todavía menos, el 6%, son las que utilizan un desmagnetizador para borrar el soporte. Cuando se les consultó a las empresas cómo y cuándo verifica que se han borrado los datos, resultó que sólo el 16% utiliza un producto o servicio para certificar que han quedado eliminados todos los datos. Aparte de las empresas que “no saben” (34%) cómo asegurarse de que los datos se han borrado de un dispositivo antiguo, la respuesta más común, que manifestaron el 22% de las empresas, fue “reiniciar el disco duro” para ver si todavía quedaban datos ahí.

Fuente: Kroll Ontrack.

Anuncios

Cisco ha lanzado un nuevo ruter cuya capacidad permitiría a todos los habitantes de China realizar simultáneamente una videollamada.

Durante varias semanas, Cisco ha anunciado que el 9 de marzo daría a conocer un producto que “revolucionaría Internet”. La información incluso resultó la víspera en una considerable apreciación de las acciones de la empresa.

El ruter CRS-3 releva el producto anterior, CRS-1, lanzado en 2004. Se trata de un ruter con una capacidad prodigiosa de 322 terabit por segundo, contra 92 terabit por segundo del modelo anterior.

CRS son las iniciales de “Carrier Routing System” y su principal mercado son los operadores telefónicos. Durante la presentación del CRS-3, el presidente de Cisco, John Chambers, comentó que para el lanzamiento del modelo CRS-1 en 2004, la empresa no contaba con vender más de 60 ejemplares. Seis años después, ha vendido 5000 unidades, y el producto representa alrededor de 5% de la facturación total de la empresa.

Con el modelo CRS-1, la empresa se propuso ofrecer a los operadores la posibilidad de estar a la altura del crecimiento de la telefonía móvil en todo el mundo. Según Chambers, la necesidad de una capacidad de transferencia de datos cada vez mayor está creciendo un nivel exponencial, en parte debido a que la telefonía móvil incorpora servicios de datos cada vez más amplios, aunque primeramente debido a que el vídeo está alcanzando una propagación cada vez mayor. Lo anterior hace necesario contar con un ancho de banda dimensionado para tales efectos.

Según Chambers, la capacidad de su nuevo ruter CRS-3 supera en dos veces al ruter más rápido de la competencia. Para explicar la capacidad del aparato, indicó que CRS-3 está en condiciones de gestionar tráfico IP equivalente a toda la población China sosteniendo videoconferencias simultáneas.

Otro ejemplo: la capacidad de 322 terabit por segundo permitiría transmitir en sólo cuatro minutos todas las películas producidas en la historia de la cinematografía.

El presidente de Cisco puso además de relieve que nuevo ruter no sólo está en condiciones de gestionar gigantescos volúmenes de datos, sino también selecciona el camino más efectivo para transmitir los distintos servicios.

Los precios comienzan en 90 000 dólares, y las primeras entregas tendrán lugar durante el segundo semestre. Los 90 000 dólares equivalen a un chasis con la configuración básica. La capacidad de 322 terabit se obtiene con 72 chasis, todos ellos con la configuración máxima.

Presentación del CRS-3:

Además de cifrar y comprimir archivos, esta nueva herramienta gratuita permite compartir datos confidenciales de forma rápida y sencilla.

Sophos ha presentado una nueva herramienta de cifrado -disponible gratuitamente a través de la web de la compañía que, como principales características, cifra y comprime archivos de forma instantánea, lo que permite una transferencia segura y sencilla de los datos, o el almacenamiento de información sensible.

Sophos Free Encryption facilita la creación de archivos cifrados protegidos por contraseña, lo que permite compartir datos confidenciales. Gracias a esta funcionalidad, los usuarios pueden crear o extraer un documento con seguridad, simplemente pulsando el botón derecho del ratón sobre un archivo en el Explorador de Windows.

“En la actualidad, proteger los datos es la principal prioridad para las empresas, y la mejor cualidad de esta herramienta es que no necesita de ninguna infraestructura central para funcionar”, afirma Vicente Pérez, Presales Engineer de cifrado de Sophos Iberia.

Además de las capacidades antes descritas, la herramienta se integra con la mayoría de aplicaciones de correo electrónico, lo que permite la creación automática de un nuevo mensaje con el archivo cifrado seleccionado ya incluido en el adjunto. Asimismo, la función de comprensión integrada en Sophos Free Encryption asegura el archivado de paquetes, lo que supone un ahorro de tiempo y dinero en los costes por transferencia de datos.

Otras características a destacar son: histórico de contraseñas, archivos autoextraíbles y las secuencias de comandos para simplificar el proceso automático del manejo de datos.

Fuente: Sophos.

Errores humanos.

Kroll Ontrack declara que los errores humanos son una de las principales causas del aumento de la perdida de datos en las empresas.

Kroll Ontrack ha declarado que los errores humanos son la causa de un número cada vez mayor de solicitudes de recuperación de datos por parte de las empresas. Los expertos de Ontrack Data Recovery atribuyen esta tendencia de incidencias causadas por errores humanos a los sistemas de almacenamiento cada vez más complejos, junto con los menores recursos que se asignan a la sustitución de equipos, a la formación del personal de TI y al mantenimiento del nivel óptimo de personal en dicho departamento.

“Existen alternativas para el almacenamiento de información muy avanzadas, como la virtualización y computación en nube cloud computing que permiten a las empresas optimizar el almacenamiento de datos”, comenta Nicholas Green, Director de Kroll Ontrack, España “Sin embargo, la complejidad de estos sistemas implica una curva de aprendizaje muy empinada, y dado que los presupuestos de TI son cada vez más reducidos, los errores humanos son más frecuentes”.

De entre los errores humanos más comunes en las empresas con los que se suele encontrar Kroll Ontrack, se destacan los siguientes:

– Extracción del drive equivocado. Al intentar sustituir un disco estropeado en un RAID (conjunto redundante de discos independientes), se saca, por equivocación, un disco que está bien.

– Reformateo de discos. Se reformatea por error el SAN LUN equivocado, cuando se está llevando a cabo una migración de servidores.

– Restauración con información corrupta o información de backup antigua. Se borra por error un servidor que albergaba una base de datos con información crítica para la empresa, y se restaura mediante un backup anterior con información corrupta o incompleta, antes de que el técnico se dé cuenta de que la copia de backup está dañada.

– Reparación de un RAID dañado. Tras varios fallos en un RAID, se intenta que los discos estropeados vuelvan a estar online y reconstruir la misma configuración, en este proceso, se daña o se corrompe la información contenida en el RAID.

– Borrado de información. Se borran sin querer archivos, volúmenes, equipos virtuales o SAN LUNs, no existe backup de la información o el backup es antiguo y/o está dañado.

Fuente: Kroll Ontrack.