Sólo disponible en Estados Unidos

Los usuarios de Android podrán comprar música directamente desde el teléfono.

Según se esperaba, Google lanzó la tarde del 16 de noviembre su servicio ampliado de música. Google Music (al hacer clic en el enlace desde direcciones IP no estadounidenses, el servicio notifica que el servicio sólo está disponible en ese país).

Aparte de poder descargar hasta 20.000 archivos propios de música y compartirlos entre distintas unidades, los usuarios podrán comprar música desde tres de los grandes sellos discográficos, aparte de una serie de sellos y distribuidores independientes de música.

Por ahora, Google no ha llegado a acuerdo alguno con Warner. Al momento de su lanzamiento, la tienda online ofrece alrededor de 13 milllones de títulos.

La comercialización de la música se realizará mediante Android Market, ya sea en una unidad provista de Android 2.2 o superior, o mediante un navegador.

Google también ofrece su propia aplicación gratuita de Google Music para Android.

Por el momento, la tienda en línea y la aplicación están disponible únicamente en EEUU. Google no se ha referido al lanzamiento del servicio en otros países.

La música que los usuarios compren mediante Google Music, puede ser intercambiada con otros usuarios mediante Google+. Cada usuario podrá escuchar la canción del caso una vez.

El servicio es bastante ordinario y es lanzado con cierta tardanza respecto de la competencia. En 2006, Google desmentía tener planes de incursionar en el mercado de la música online.

Desde ya se esperaba que estaría disponible sólo en Estados Unidos, pero aún así causa decepción entre los usuarios de Android en el resto del mundo. Esta situación probablemente obedece a asuntos de copyright.

Google Music ha estado en etapa de pruebas desde mayo pasado.

Debido a iTunes

El cantante Jon Bon Jovi considera que Steve Jobs es personalmente responsable de haber liquidado el negocio de la música mediante la plataforma iTunes/iPod de Apple.

Jon Bon Jovi indica que la desaparición de los discos de vinilo o de CD ha arruinado las posibilidades de los jóvenes de hoy en día de experimentar en plenitud la música de sus ídolos.

En curiosas declaraciones hechas a la publicación británica Sunday Times Magazine, el artista dijo: “Los chicos de hoy en día se pierden la experiencia integral de colocarse los auriculares, subir el volumen a 10, sostener la carátula, cerrar los ojos y sumergirse en el álbum”.

Agregó que los fanáticos del rock and roll se pierden además “la belleza de gastarse su mesada en una decisión basada en la carátula, no en saber cómo suena el disco, mirando un par de instantáneas e imaginándose el resto”.

La mayoría de los sitios británicos que refieren la entrevista ironizan con la evidente nostalgia de Bon Jovi. Uno de ellos, TechRadar, señala que “es evidente que JBJ piensa que descargar música directamente al iPod y escuchar los temas antes de comprarlos, descubriendo de paso nuevos artistas, no es una cama de rosas (por Bed of Roses) para la juventud fácilmente satisfecha de hoy en día”.

Otros sitios recuerdan al artista que Apple, de hecho, ha potenciado el negocio de la música en lugar de liquidarlo.

“Odio sonar como un viejo, pero lo soy, y recuerda mis palabras: dentro de una generación, la gente se preguntará: ¿Y qué ocurrió?. Steve Jobs es personalmente responsabole de haber liquidado el negocio de la música”.

Fuente: TechRadar, con información de The Sunday Times.

El sitio de intercambio de archivos Rapidshare ofrecerá películas y música en venta a los usuarios que intenten descargar versiones pirateadas del mismo material.

Para la mayoría de los usuarios de Rapidshare no es un secreto que desde el sitio es posible descargar material pirateado, para gran frustración de las industrias discográfica y cinematográfica.

Como resultado de las contínuas presiones de ambas industrias, Rapidshare ha puesto en marcha un nuevo sistema que aspira a convertir en compradores a los usuarios que usan su servicio para descargar contenidos gratuitos.

En concreto, Rapidshare dirigirá los usuarios que buscan películas y música pirateada a una tienda en línea, ofreciéndoles los mismos títulos para compra directa.

En su sitio, Rapidshare informa que su intención es crear alianzas con la industria del entretenimiento con el fin de diseñar nuevos modelos que quiten interés a la piratería. “Uno de tales modelos es dirigir a los usuarios hacia contenidos legítimos disponibles desde nuestro propio sitio, y comercializados por los titulares de los derechos”.

Rapidshare agrega que el sistema fue instaurado a comienzos de año y que ha sido bien recibido por los usuarios. “Nuestra impresión es que muchos usuarios no pueden distinguir entre contenidos pirateados o legítimos, pero que de todas formas prefieren descargar el material desde un sitio confiable y seguro, en lugar de correr el riesgo de verse involucrados en actividades de piratería”, concluye Rapidshare.

En 2009, Rapidshare, con base en Suiza, se vio por primera vez en la mira de la industria discográfica, luego que un álbum de James Hetfield, vocalista de Metálica, fuera presentado en Rapidshare un día antes del lanzamiento oficial.

NUEVA YORK (AP) – Arrímate Beyonce. Hazte a un lado Taylor Swift. Una nueva reina del pop ha llegado y se llama Susan Boyle.

La sensación británica surgida de un programa cazatalentos británico vendió más de 700.000 copias de su primer álbum, “I Dreamed a Dream”, y debutó en la posición No.1.

Su sello discográfico, Columbia Records, dice que con eso no sólo registró la mejor primera semana de ventas del año, sino también la mejor para una mujer debutante en la era de Billboard SoundScan.

El 2009 ha sido todo un torbellino para la cantante de 47 años, quien se convirtió en una estrella de la noche a la mañana tras aparecer en la competencia televisiva “Britain’s Got Talent”.