The Hurt Locker

Aunque la película The Hurt Locker fue la gran ganadora de los premios Oscar, el éxito económico se hace esperar. Ante ello, sus creadores han optado por cobrar a los usuarios de redes P2P por la descarga ilegal de la cinta.

Las ganancias obtenidas hasta ahora por The Hurt Locker ascienden a 16,4 millones de dólares, cifra modesta en el contexto de Hollywood, especialmente por tratarse de una película tan galardonada.

La película fue filtrada a las redes de intercambio en 2009, mucho antes que el estreno oficial.

Según información publicada en exclusiva por The Hollywood reporter, los realizadores de la película han firmado un acuerdo con U.S. Copyright Group, empresa dedicada a enviar cobranzas a usuarios estadounidenses de redes bittorrent.

Las personas que no paguen el importe cobrado por la entidad son demandados judicialmente por U.S. Copyright Group. Claro está, en la práctica es improbable que la entidad logre demandar a los responsables de los 10 millones de descargas ilegales de The Hurt Locker.

Desde que la película ganó los premios Oscar ha sido descargada más de tres millones de veces. En total, las descargas alcanzan los 10 millones.

Las cartas de cobranza son un negocio lucrativo no solo para la industria cinematográfica, sino también para los intermediarios. El 70% del total cobrado es la comisión percibida por U.S. Copyright Group. El resto es destinado a los titulares de los derechos.

Fuente: The Hollywood Reporter

Anuncios

Casi 100 organizaciones admitieron haber publicado accidentalmente información confidencial sobre sus clientes y empleados.

Sophos advierte de los peligros de compartir archivos (P2P) en el lugar de trabajo, que puede llegar a poner la información personal y corporativa en grave riesgo.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) ha advertido a casi 100 organizaciones de EEUU de los graves riesgos del P2P y las brechas de seguridad, cuestiones que pueden exponer a los consumidores al robo de identidad y al fraude. El uso del P2P en las redes de intercambio para descargar música y películas abre la puerta a la pérdida de datos, tanto en el lugar de trabajo como en el ordenador del hogar, un lugar en el que los usuarios también trabajan habitualmente con documentos de su empresa.

“Si no está configurado correctamente, Kazaa, Limewire y otras redes de intercambio P2P pueden recopilar archivos personales que el usuario probablemente preferiría que nadie tuviese acceso a ellos”, explica Graham Cluley, Consultor de Tecnología de Sophos. “Hay bandas de delincuentes cibernéticos que rastrean los archivos en las redes de intercambio y buscan documentos personales y de trabajo tales como registros financieros, permisos de conducir o números de la seguridad social”.

Las advertencias de la FTC deben tomarse como un severo aviso a las empresas sobre los peligros del P2P en el entorno de trabajo, así como la obligación que tienen de controlar el flujo de datos sensibles. Una encuesta realizada por Sophos reveló que el 86,5% de las organizaciones desearía tener capacidad para bloquear archivos provenientes del P2P, y el 79% señalaba que el bloqueo de archivos era esencial en su empresa. Estas cifras muestran la preocupación que tiene la mayoría de organizaciones con respecto a la protección de sus datos.

“Algunas empresas podrán optar por hacer la “vista gorda” y permitir el intercambio de archivos llevado a cabo por sus trabajadores, especialmente en lo referido a descarga de música y de películas piratas. Pero tienen que tener muy en cuenta los riesgos de pérdida de datos sensibles a los que se exponen. Muchas de estas aplicaciones P2P “toman el poder” de todo el disco duro para compartir de forma automática, y pueden recoger datos que nunca deberían ser puestos a disposición de cualquiera en la red”, continua Cluley. “Mediante el uso de aplicaciones de control y protección de datos, las empresas pueden evitar que sus trabajadores ejecuten el programa de intercambio de archivos y prevenir el movimiento de datos importantes en el ordenador doméstico”.

Fuente: Sophos.

Filtran formulario secreto

En los últimos meses, varios países de la Unión Europea ha autorizado sistemas de vigilancia, disuasión y sanción de piratas por parte de entidades privadas.

En este contexto ha surgido una industria especializada en enviar advertencias y cobranzas a personas que han descargado ilegalmente películas, juegos, software y música.

Una de tales empresas es el bufete británico de abogados Davenport Lyons. Este grupo de abogados, en cooperación con la empresa alemana DigiProtect, encargada de los aspectos técnicos, detecta las direcciones IP desde las que se realizan “actividades sospechosas”.

Al establecer la identidad de los presuntos infractores, Davenport Lyons inicia el trabajo de cobranza. Desde el primer momento se les informa que serán llevados a los tribunales de justicia en caso de negarse a pagar la cobranza y multas del caso.

Formulario secreto
El sitio web alemán Gulli.com ha obtenido una copia del formulario empleado por Davenport Lyon al contratar los usuarios de redes P2P. El formulario también ha sido publicado en el sitio Wikileaks.org .

El formulario se divide en tres capítulos principales: establecimiento de la culpa, circunstancias, defensa y asesoría jurídica.

En el aspecto de “culpa”, se incluyen las siguientes cinco alternativas: 1. Niega responsabilidad, 2. Admite responsabilidad, 3. Guarda silencio, 4. Admite haber usado redes P2P y 5. Admite responsabilidad personal.

En la rúbrica de “circunstancias” se incluyen opciones dependiendo de las respuestas que vaya dando el supuesto infractor. Por ejemplo, deberán adaptarse a la posibilidad de que el usuario tenga pensado contactar a un abogado para defenderse de las acusaciones. Otro elemento interesante es que se pregunta si el usuario es discapacitado o jubilado. La intención parece ser evitar casos emblemáticos, que pudieran crear publicidad negativa en torno a la actividad de los abogados de Davenport Lyons. En este contexto, cabe recordar que RIAA, organización gremial de la industria discográfica estadounidense, ha demandado a una madre soltera indígena por 150.000 dólares, a un indigente, a la sucesión de un difunto y a una niña de 12 años de edad.

Bajo la rúbrica de “defensa” se tiene presente que la gente puede mostrar cierta “creatividad respecto de la verdad”. Las respuestas van desde “silencio”, hasta “virus”, “problemas con el enrutador”, “desconocidos usaron el PC” y “no estaba en casa”.

En el capítulo de “asesoría jurídica” los abogados intentan averiguar qué abogados representan al infractor, con el fin de definir su estrategia judicial.

Posteriormente, la información recabada es sistematizada mediante un sistema de puntuación, que permite a los abogados decidir si es procedente demandar a la persona del caso, y cuáles son las probabilidades de ganar la causa.

Según el sitio Gulli.com, no todos los clientes están satisfechos con el trabajo del grupo de abogados ni de DigiProtect. Aparte de la industria del entretenimiento, empresas pornográficas son también clientes de DigiProtect. Joe Stagliano, director de la empresa británica de pornografía Evil Angel resumió el tema con el siguiente comentario hecho a BBC: “Las cobranzas realizadas por Davenport Lyon reportaron menos de 50 libras esterlinas de ganancia. En mi caso, no es algo que funcione”.